-“Son las 17 horas del jueves, soy Maren y trabajo como representante comercial de una empresa internacional prestadora de servicios educativos a colegios, institutos, universidades…”-…

Así empieza el relato de una de las participantes  a una de las formaciones que imparto, en esta ocasión, de comunicación efectiva.

…”-y me llama la directora de una de nuestros principales universidades. -“Maren, esto es un desastre, los profesores aun no tienen la aplicación que tu empresa les prometió”-. -“Si Coral, lo sé, … sé que estás preocupada…, pero yo también. Déjame que contacte con el equipo informático que se van a enterar de lo que es un toque de atención”-.

-“-Maren, esto hace semanas que me lo dices, espero que esta vez sea verdad… no sé cuanto más vamos a aguantar así…”-. (Y cuelga sin esperar respuesta).

Desgraciadamente, esta situación se repite en algunos de los clientes de la empresa de Maren. Y el fin de esta conversación inicia lo que Maren conoce bien, Empecinamiento, enfrentamiento con algunos compañeros para que cumplan, … unos días de nervios, desasosiego, intranquilidad y nerviosismo que van a afectarla a ella y a los que la rodean. Tanto en el trabajo como en casa. Además, últimamente, se le añaden esos ardores estomacales recientes…

La antigüedad de Maren, su implicación, el hecho de que su trabajo tiene muchas cosas que le encantan, las visitas a los centros, el contacto con los alumnos,…hace que Maren quiera seguir. Sin embargo algo debe cambiar porque lleva demasiado tiempo sin saber evitar sus malestares y preocupaciones…

Aquí es donde la Metodología ACT cobra su sentido.

A parte de los fallos en la estructura, los incumplimientos de compromisos, la falta de sincronización de los equipos en la empresa… se añade la forma en que Maren intenta solucionar y gestionar la cuestión. Tanto de puertas hacia adentro como hacia afuera.

Act (acrónimo de Action) pretende revisar los intentos de Maren de mantenerse a flote partiendo de una premisa. Ya que esos esfuerzos son una de las primeras causas del malestar y de los malos resultados. En la comprensión de este punto empieza todo… Desde fuera parece más sencillo. Pero “verlo” ante un problema cuando uno es uno de los protagonistas, es otra cosa…

Sin embargo, se produce la magia, … en la segunda jornada de la formación Maren nos explica que se ha dado cuenta que, pese a que el equipo no acaba de funcionar, ella debe de empezar a dejar de pelear con su equipo de la manera como lo hace hasta ahora.

Maren acaba de dar un gran salto hacia adelante. Los demás asistimos felices de presenciarlo.

El enfoque como formador, desde mi punto de vista, es explicar y practicar la Metodología Act en las formaciones para que los participantes, llegado su momento, sepan cambiar el PATRÓN DE CORRELACIONES ante un problema que intentan solucionar, pero cada vez va a peor y sienten que no llevan bien y les afecta.

Maren acaba de empezar el primer y más importante paso: La aceptación de el primer punto de ACT. El trabajo de los formadores, según yo lo entiendo es explicar y practicar la metodología de la mejor manera posible. Y esperar a que ocurra la magia una vez más en un participante.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies